Focaccia de romero

Llevaba mucho tiempo con ganas de hacer focaccia casera pero no me atrevía…pensaba que era muy difícil, que no me saldría…pero buscando por Internet encontré una receta que parecía muuuy fácil y no me pude resistir!

Por ser la primera vez y para probar, he preparado la focaccia más sencilla, la que sólo lleva aceite de oliva, sal gruesa y romero.

Si te encanta la focaccia y nunca la has hecho casera, ya no tienes excusa porque con esta receta te saldrá bien a la primera.

Ingredientes:

  • 350 gr. de harina de trigo de fuerza

  • 200 ml. de agua tibia

  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

  • 1/2 cucharada de sal

  • 1/2 cucharada de azúcar

  • 7 gr. de levadura seca de panadería

  • 4 cucharadas de aceite de oliva

  • 1 cucharada de romero

  • Sal gruesa

¡Sígueme en Youtube para no perderte ninguna de mis recetas! Coleccionando Sabores

Preparación:

  • Para hacer esta focaccia tenemos que poner en un bol la harina, la levadura seca y el azúcar y mezclar bien con las manos o con ayuda de una cuchara.
  • Hacemos un hueco en medio de la harina y vertemos el agua. Vamos mezclando poco a poco con las manos, de fuera hacia dentro.
  • Añadimos el aceite, lo vamos incorporando a la masa y, por último, incorporamos la sal.
  • Cuando los ingredientes estén bien integrados nos quedará una masa compacta.
  • Sacamos la masa del bol y la ponemos en la encimera. Echamos harina sobre la masa y amasamos sin parar durante unos 10-12 minutos. A medida que amasemos, la masa será más elástica y más fácil de manejar.
  • Pasado el tiempo de amasado, hacemos una bola con la masa. Echamos harina en el bol que hemos usado antes, ponemos la masa y tapamos con un paño.
  • Dejamos levar durante 1 hora, en un lugar seco y cálido.
  • Pasado el tiempo de levado, la masa habrá doblado su volumen. La volvemos a poner en la encimera y amasamos un poco otra vez.
  • En una bandeja metálica, yo he usado la del horno, ponemos un poco de aceite y lo repartimos bien por toda la bandeja.
  • Extendemos la masa con ayuda de los dedos. Que al final nos quede de una altura de 1’5-2 centímetros.
  • Con la yema de los dedos hacemos unos huecos en la masa.
  • Rociamos con aceite de oliva y esparcimos un poco de sal gruesa y romero por encima. Dejamos reposar otros 30 minutos.
  • Precalentamos el horno a 250º. Pasado el tiempo de reposo, introducimos la bandeja con la focaccia y horneamos 15 minutos. Si veis que se tuesta demasiado por arriba, la podéis tapar con papel de aluminio para que no se queme.
  • Una vez pasados los 15 minutos, sacamos del horno y dejamos atemperar antes de consumir.

Fuente: esta receta proviene del blog RecetasdeRechupete, donde puedes ver el contenido original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *