Galletas de mantequilla

Estas galletas de mantequilla son ideales para decorar, ya que nos quedan unas galletas completamente lisas y sin imperfecciones. Son lo suficientemente rígidas como para poder trabajar sobre ellas con glasa, fondant…

Ingredientes para unas 25-30 galletas:

  • 225 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

  • 150 gr. de azúcar glass

  • 1 huevo

  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

  • 1/2 cucharadita de sal

  • 420 gr. de harina*

* es importante que la harina no sea de fuerza, nos tenemos que fijar que en el envase (dónde pone los ingredientes) ponga que las proteínas son inferiores a 10 gr.

¡Sígueme en Youtube para no perderte ninguna de mis recetas! Coleccionando Sabores

Preparación:

  • Empezamos poniendo la mantequilla a temperatura ambiente en un bol y batiendo unos segundos hasta que se forme una pasta.
  • Añadimos el azúcar glass y volvemos a batir hasta integrar.
  • Incorporamos el huevo, el extracto de vainilla y la sal a la mezcla anterior. Volvemos a batir.
  • Añadimos la mitad de la harina y volvemos a batir hasta que se haya integrado. Cuando esté integrado, añadimos el resto de la harina y volvemos a mezclar.
  • Pasamos la masa a una superficie enharinada (tapete o papel de cocina) y amasamos. Al principio tendremos una masa pegajosa pero a medida que amasemos conseguiremos tener una masa más moldeable. Llegados a este punto, formamos una bola con la masa.
  • Estiramos la masa con el rodillo, de manera que nos quede de unos 5 o 6 mm. Habrá que espolvorear con harina el rodillo para que no se nos pegue a la masa. También se puede poner otro papel de horno encima de la masa y así no se os pegará y os quedará perfectamente lisa.
  • Metemos la masa estirada en la nevera durante 2 horas como mínimo.
  • Pasado ese tiempo, sacamos la masa de la nevera y ya podemos empezar a cortar con los cortadores que hayamos escogido.
  • Vamos poniendo encima de la bandeja de horno (con papel de hornear). Horneamos unos 8 minutos con horno precalentado a 180º. Sabremos que están listas cuando los bordes empiecen a tomar color, con cuidado de que no se tuesten.
  • Una vez estén listas, dejamos enfriar 3 minutos sobre la bandeja del horno y luego las pasamos a una rejilla para que se terminen de enfriar.

Fuente: esta receta proviene del blog No solo cupcakes…con Mara, donde puedes ver el contenido original.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *