Tarta mousse de Nutella

Para esos días calurosos de verano, esta tarta de Nutella es perfecta, por que no necesita horno. Tan solo un poco de paciencia: hay que esperar que se enfríe en el frigorífico. La mousse de Nutella combina perfectamente con el crumble y aunque tenga muchos pasos no es nada complicada de hacer.


Todas las herramientas, utensilios e ingredientes que utilizo en mis recetas los puedes encontrar en: Picker.


Ingredientes para la tarta mousse de Nutella:

  • Para la base:
  • 200 gr. de galletas María

  • 125 gr. de mantequilla

  • 1 cucharada de cacao en polvo

  • Para el relleno:
  • 300 gr. de Nutella

  • 5 hojas de gelatina

  • 500 gr. de nata para montar

  • 2 claras de huevo

  • 125 ml. de leche

  • Para la decoración:
  • 50 gr. de avellanas

  • 50 gr. de galletas María

  • 25 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

  • 25 gr. de azúcar moreno

¡Sígueme en Youtube para no perderte ninguna de mis recetas! Coleccionando Sabores

Preparación de la tarta mousse de Nutella:

  • Antes de empezar a preparar la tarta, tenemos que meter en el congelador la nata, el bol y las varillas donde montaremos la nata.
  • Lo primero que vamos a hacer es la base de la tarta. Para ello trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida al microondas y la cucharada de cacao en polvo. Ponemos esta mezcla en el fondo del molde y la aplastamos con las manos o con ayuda de una cucharada/espátula. La subimos un poco por las paredes para evitar que se nos vaya a salir el relleno. La metemos en el frigorífico mientras preparamos el relleno.
  • Para hacer el relleno, empezamos poniendo las hojas de gelatina en un bol con agua fría para que se hidraten unos minutos.
  • Mientras la gelatina se hidrata, calentamos la Nutella un minuto en el microondas y después calentamos otro minuto la leche.
  • Una vez hidratadas las hojas de gelatina, las escurrimos bien y las añadimos a la leche que hemos calentado, removiendo hasta que se hayan integrado por completo.
  • Añadimos la Nutella al bol con la leche y las hojas de gelatina. Mezclamos bien hasta que nos quede una masa homogénea. Reservamos.
  • Llegó el momento de la nata, hay que batirla hasta que quede semi montada y la reservamos en el frigorífico. Montamos las claras a punto de nieve.
  • Una vez que están ambas cosas montadas, se las añadimos al resto del relleno. La nata hay que añadirla de a poco y con movimientos lentos y envolventes para que no se nos baje. Las claras montadas las añadimos todas de una vez y mezclamos con movimientos lentos y envolventes también.
  • Ponemos el relleno encima de la base de galletas, tapamos con papel de aluminio y guardamos en el frigorífico un mínimo de 6 horas, o hasta el día siguiente si es posible.
  • Para hacer el crumble, ponemos todos los ingredientes en la trituradora y le damos unos golpes para que quede con textura arenosa. Ponemos por encima, desmoldamos y servimos.

Fuente: esta receta proviene del blog Las María Cocinillas, donde puedes ver el contenido original.

¿Te ha gustado la receta? Compartela en:

Leave a Comment